Atreverse a más: juguetes, fotos, videos y porno

14 | 07 | 2019
Atreverse a más: juguetes, fotos, videos y porno

Por Lorena


Esta es una invitación para que abras las cortinas de tu mente y dejes penetrar en tu vida algo más que el sexo tradicional. Del mismo modo que nos gusta más variar de menú de vez en cuando y la comida condimentada nos genera más placer a que la desabrida, ponerle sal y pimienta, y alguna que otra especia exótica, al sexo, abrirá un abanico hasta ahora insospechado para ti. En el siguiente artículo abordaremos la juguetería sexual, el material sexual audiovisual, la masturbación femenina y el punto G del hombre. ¿Estás listo para una experiencia sexual renovadora?

Juguetería sexual para intensificar la masturbación femenina y explorar el punto G del hombre

Lo que comenzó siendo como un tabú se ha convertido en parte de nuestro disfrute, tanto en solitario como en pareja. El mismo juguete que usas para complacerte cuando te encuentras en compañía de ti mismo, puede ser usado para ampliar el efecto de placer al estar de a dos. Las opciones para divertirse y disfrutar al mismo tiempo son muchas y van en aumento, ya que cada vez son más las personas que se atreven a usar y a crear nuevas opciones de placer. Algunas de ellas son:

Dildos: son los reyes de la masturbación femenina y sus presentaciones sorprenden cada día más. Puedes encontrar los que ofrecen doble penetración, los que vienen diseñados para la estimulación anal y por ello son ideales para hacer vibrar el punto G del hombre los que ofrecen penetración vaginal más estimulación del clítoris simultánea y, por supuesto, los que vibran a la velocidad de tu sentir, ya que puedes elegir la frecuencia que buscas en tu interior. Además de la penetración, los dildos vibradores juegan un rol muy activo y versátil en la masturbación femenina, puesto que se pueden utilizar directamente sobre el clítoris, los pezones o alrededor de los labios. Otro dato que te encantará es que no se trata de un juguete que sirve únicamente para la autosatisfacción, ya que puede formar parte de los juegos previos a una relación sexual. En manos de un amante creativo, un dildo es una experiencia en sí misma.

Vaginas portátiles: son una placentera opción para llevar en un equipaje chico al viajar o para tenerla en la mesa de noche y utilizarla cuando el deseo impera y estamos sin compañía humana. Su tacto es casi tan real como el de una vagina de verdad y la presión que ejercen es la que todo hombre busca. La imaginación también forma parte de este juego en los masturbadores masculinos que presentan doble entrada: vagina y ano. Este es otro de los juguetes que pueden usarse de forma individual o en pareja. En manos de una mujer, el masturbador cobra una vida increíble, sin contar con que comienzas con él… y sigues con ella.

Pinzas para pezones: una mujer puede enloquecer a un hombre con esa cadenita que une a ambos senos en una conjunción de placer-dolor. Este juguete brinda sensaciones encontradas y es algo que toda mujer debería probar para lograr un mayor autoconocimiento.

Disfraces: el fetiche del disfraz es una fantasía que tiene un factor psicológico muy fuerte: La posibilidad de ser alguien diferente, de cambiar nuestro rol habitual en la vida y de bajar o subir de estatus, es una oportunidad para vivenciar una experiencia sexual gratificante desde todo punto de vista. Desde un regalo para la vista hasta un juego de roles, los disfraces tienen una amplia gama de opciones para ofrecer. Cuando la propuesta es estimular el punto G del hombre, está comprobado que no es lo mismo una sesión en la que se lleva a cabo una penetración para dar placer a la próstata, a que dicha indagación interna la haga un doctor o una enfermera con toda la habilitación para hacerlo.

Geles: el clásico lubricante ha evolucionado para desplegar aroma, sabor, color y hasta un vibrante efecto calor en la zona genital. El gel puede oficiar de intermediario entre tú y tu vibrador, como ser el elemento estrella de la sesión de sexo. Un gel es también muy útil y placentero al buscar la estimulación del punto G del hombre. Ya sea que para abordarlo recurramos a la penetración con el pene o con un dildo, el lubricante es un protagonista que no puede estar ausente, ya que facilita la penetración anal. En la masturbación femenina también son de fuerte presencia. Resultan ser el nexo entre el vibrador y tú. Hacen que el efecto del movimiento sea mucho más amigable con la piel.

Kit de bondage: para explorar sensaciones drásticas, intensas y adictivas, tenemos a las esposas, a los látigos y los antifaces. Quienes se han animado a probar el bondage y el sado, aseguran haber cruzado un umbral de placer hasta entonces insospechable.

Juegos sexuales: saca tu tarjeta y acepta el desafío que el juego te propone. Las tarjetas para juegos sexuales son una propuesta innovadora para sacarte de tu zona de confort y llevarte por nuevos caminos. Son perfectas para cuando deseas hacer algo sexy, pero no se te ocurre exactamente qué hacer.

Fotos, videos y porno – el arte del sexo

El material audiovisual del sexo fue creado para despertar nuestros sentidos. La masturbación femenina cobra otra intensidad cuando el deseo comienza a arder al ver a otras personas disfrutar.

A su vez resulta muy inspirador a la hora de encontrar posturas que estimulen el punto G del hombre. Además, al ver cómo otros disfrutan sin inhibiciones nuestros prejuicios van cediendo paso a la libertad de expresión.

Ya sea material erótico o pornográfico, las imágenes y las interacciones se van colando en nuestros sentidos y despiertan en nosotros ganas de explorar nuevas prácticas.

Para poder relajarse y permitir que los estímulos visuales y auditivos obren como un afrodisíaco que hace entrar el deseo en cada una de nuestras células y así lograr una explosiva masturbación femenina o una voluptuosa estimulación del punto G del hombre, es necesario dejar atrás todos los prejuicios y empezar a ver el porno como lo que es: un arte.

Todas estas representaciones son un estímulo pensado para que la satisfacción de la masturbación femenina sea más completa e integral. No solo se trata de centrarse en los genitales sino de dejar volar la imaginación.

¿Te gustaría participar de nuestro blog?

Escríbenos a contacto@tingles.cl y cuéntanos por qué. Tingles, lo hacemos juntos.