Eyaculación femenina: qué es y cómo alcanzarla

16 | 07 | 2019
Eyaculación femenina: qué es y cómo alcanzarla

Por Melisa


Que es una ilusión, que no; que es un mito, que no; que la ciencia se rehúsa a aceptar su existencia, que muchas mujeres lo experimentan. En fin, podríamos seguir metiéndonos en estos dimes y diretes, pero lo que me importa aquí es darte una certeza. Por eso, hoy te hablaré de la eyaculación femenina.

Si eres una persona con vulva puede que te estés perdiendo de alcanzar otro de los hitos de placer de tu sexualidad, y ya sabes que no quiero que te pierdas nada, así que hoy quiero explicarte qué es la eyaculación femenina y cómo alcanzarla.

¡Vamos por ello!

La eyaculación femenina

Es sabido que una de las características principales de la sexualidad masculina radica en su capacidad de eyacular como respuesta orgánica y biológica y que suele ir acompañada del orgasmo. Esto, se creía, era facultad exclusiva de las personas con pene. Sin embargo, en los últimos tiempos cobró fuerza un nuevo concepto en el universo de la sexualidad de las vaginas. Esto es, nada más y nada menos, que el de la eyaculación femenina.

Lo cierto es que hay muchos mitos y falsas creencias con respecto al tema y hoy quiero que te lleves datos concretos, para que sepas, sobre todo, cómo sacarle provecho a este descubrimiento.

¿Qué es la eyaculación femenina?

Cuando se trata de temas de salud sexual, la eyaculación femenina genera cierta controversia, debido a que la ciencia todavía no ha llegado a una conclusión certera sobre lo que esto significa.

Todos tenemos preguntas al respecto: ¿pueden las personas sin pene realmente eyacular? Si quien tiene vagina y vulva puede hacerlo ¿qué contiene ese líquido? ¿cómo es?

Para iniciar: ¿qué es la eyaculación femenina?

Esto ocurre cuando la uretra femenina expulsa líquido durante la excitación sexual. Lo importante a tener en cuenta es que esto puede suceder cuando una persona con vagina se excita, pero no hay necesariamente una asociación entre la eyaculación femenina y el orgasmo.

Otro punto relevante sobre el tema es que aún los científicos no terminan de comprender la eyaculación femenina. Además, existe una investigación limitada sobre su funcionamiento y propósito.

Por otra parte, lo que muchas mujeres definen como eyaculación varía ampliamente, y no existe un estándar aceptado que permita calificar como tal a este fenómeno físico, en cuanto a volumen o velocidad de expulsión.

Esto quiere decir que una persona con vagina puede llamar eyaculación femenina a una corriente elevada de líquido, mientras que otra puede experimentar este fenómeno como una sensación súbita de humedad.

La cantidad de líquido puede oscilar entre 30 y 150 mililitros, en otras palabras: solo una gota o tanto fluido que empape tus sábanas. Esto es lo que hace más difícil identificar la eyaculación femenina, dado que muchas mujeres pueden experimentarla sin darse cuenta, debido tal vez a su volumen bajo de líquido.

Eyaculación femenina y squirting

Si todavía era necesaria más confusión al asunto de la eyaculación femenina, apareció el squirting para sumarse a la larga lista de conceptos a aclarar.

Ocurre que muchas personas confunden eyaculación femenina y squirting, como si se tratase de sinónimos y es necesario distinguir una cosa de otra.

De acuerdo con diversos estudios, tanto la eyaculación femenina como el squirting son líquidos expulsados por la uretra, pero los órganos que los producen y su composición es totalmente diferente.

La eyaculación femenina ocurre en las, ahora famosas, glándulas de Skene. Estas son las responsables de producir el fluido que se compara al expulsado por el pene en la eyaculación masculina, es decir, el semen. Las glándulas de Skene suelen ser comparadas a la próstata masculina.

Por su parte, el squirting tiene lugar en la vejiga y se expulsa a través de la uretra femenina. De acuerdo con los estudios que se han realizado para identificar la composición del líquido que proviene de este fenómeno, todo indicaría que tiene algunas proteínas que también están presentes en la orina, por lo que, en otras palabras, sería pipi, sólo que sin el olor y la coloración característica de este.

¿Cómo se produce la eyaculación femenina?

Habiendo dejado clara la distinción entre eyaculación femenina y squirting, pasemos ahora al origen de la primera.

Al respecto, debo decir que no depende de tu voluntad. Que eyacules o no, se relaciona a otros factores:

  • Primero, puede que eyacules y no te des cuenta. Es posible que el líquido fluya hacia la vejiga en lugar de abandonar el cuerpo.
  • Segundo, la cantidad de líquido depende de cada organismo. Existe la creencia de que cuanto más grandes sean las glándulas de Skene, mayor liquido producirán.
  • Tercero, la eyaculación femenina es independiente del orgasmo. Puedes eyacular sin acabar y acabar sin eyacular (aquí entre nos, otra ventaja de las personas con vagina).
  • Cuarto, no se requiere un tipo de estimulación específica, ya que puedes alcanzar la eyaculación al estimular el clítoris, llegando al punto G o ambos.
  • Quinto, aunque no te haya sucedido, todas tenemos el potencial de lograrlo.   

Las glándulas de Skene, conocidas como el punto U, se localizan en la pared anterior de la vagina, alrededor del orificio externo de la uretra, detrás del punto G y cerca de la vejiga. Estas producen líquido cuando se las estimula de forma directa. Claro que muchas veces puedes haberlo hecho sin darte cuenta, dado que su cercanía con el punto G puede ayudar a su estimulación y alcanzar la eyaculación femenina. Por ello se suele asociar esto con llegar al orgasmo a través del punto G.

¿Cómo alcanzar la eyaculación femenina?

Como te comenté más arriba: la eyaculación femenina es involuntaria, ya que ocurre como consecuencia natural de un proceso de excitación sexual, por ello, no se puede controlar.

Pero como no quiero que te vayas de aquí con las manos vacías, se me ocurre que lo que puedo es explicarte cómo estimular la zona y de esta manera, contribuir a la estimulación de tus glándulas de Skene.

Nada garantiza que eyacules, pero te aseguro que disfrutarás mientras tanto ¿no es acaso para eso que estamos aquí?

Siempre será más sencillo encontrar tu punto U si estás excitada. Por ello, lo más práctico es excitarte para encontrarlo. ¡Un negocio redondo para ti!

Puedes comenzar acariciando el clítoris, ya que es el camino más directo a la excitación de la vulva y la vagina. Puedes usar el dedo vibrador con forma de conejito, con sus diez velocidades te permitirá explorar las miles de terminaciones nerviosas que tiene tu órgano de placer.

A medida que vayas entrando en calor, el punto U comenzará a resaltar dentro de la cavidad vaginal.

Lo siguiente es introducir tu dedo corazón a la altura del hueso púbico, intentarás dar con tu punto G. Puede que te encuentres con una superficie relativamente rugosa, esto indica que estás muy cerca del punto U y si estimulas esta zona, como te expliqué en la guía de masturbación femenina, haciendo cosquillas y presionando ligeramente esta área hasta sentir el deseo moderado de orinar, será que has llegado al lugar indicado. 

No te detengas, continúa estimulándote hasta que percibas que se acerca el orgasmo. Será el momento de relajar la vagina sin dejar de presionar el punto U con fuerza. Puede que expulses el líquido de la eyaculación femenina. El placer será intenso y la sensación de calor también, sentirás el chorro de líquido deslizarse hasta tu vulva. 

Además de tu dedo, puedes usar un dildo curvo para esta clase de movimiento. Ten en cuenta que esta clase de juguete sexual cuenta con la inclinación adecuada para llegar fácilmente al punto G, mientras que sus venas tan bien marcadas permiten presionar los puntos más sensibles de tu vagina, lo que podría ayudarte a presionar el punto U y alcanzar la eyaculación femenina que tanto deseas.

Si no lo consigues, no pasa nada. Lo que te propuse es una búsqueda y como todas, no siempre ofrece resultados a la primera. Pero lo que sí es sabido es que si continuas, si sigues insistiendo, quien busca, siempre encuentra.  Y aquí la recompensa es más placer, un win-win que no puedes dejar pasar.

¡A buscar la eyaculación femenina se ha dicho!

¿Te gustaría participar de nuestro blog?

Escríbenos a contacto@tingles.cl y cuéntanos por qué. Tingles, lo hacemos juntos.