Sexting: juguemos a la distancia

16 | 07 | 2019
Sexting: juguemos a la distancia

Por Lorena


¿Te gusta sacarte selfies? ¿Te gusta que en esas selfies aparezcas tú, pero no tu ropa? ¿Te atreves a enviarle esas fotos a alguien que te gusta? Entonces podemos comenzar a hablar de qué es el sexting.

Derivado de la combinación en inglés de “sex” (sexo) y “texting” (textear), el sexting es la modalidad de sexo por teléfono que te hace caminar en la cuerda floja en la que la meta es lograr excitar a la otra persona, pero debajo de la cual reina el peligro, y cuidado, porque esta vez no hay red.

Descubre qué es el sexting

El sexting consiste en sacarse selfies con poca, o nada, de ropa, para enviárselas a alguien con el propósito de excitarlo. Esta definición también cuenta para los videos que puedas hacer de ti mismo y para los mensajes de texto y audio de contenido sexual.

Una de las emociones fuertes del sexo por teléfono es el peligro que este implica: una foto de tu cuerpo, asociado a tu rostro, desnudo y en manos de otra persona es una bomba de tiempo. Sin embargo, si le quitáramos esa cuota de peligro, el sexting no haría correr la misma adrenalina por nuestras venas.

Pero lo más importante al hablar de qué es el sexting, es tener en cuenta que se trata de una actividad sexy, divertida y provocativa, que la practicamos por voluntad propia. Es verdad que implica riesgos, pero ¿acaso hay algo en esta vida que no lo haga?

Te invitamos a explorar las posibilidades de una forma de vivir tu sexualidad que es mucho más sensual de lo que a simple vista parece. El sexo por teléfono promete una excitación única, basada principalmente en el estímulo visual y en la provocación de nuestra imaginación.

Diviértete averiguando qué es el sexting y hazlo de la forma más segura posible.

Tips muy calientes para llevar el sexo por teléfono al extremo

Progreso paulatino y sugerente: el sexting tiene muchos aspectos para ofrecer, pero no queremos que los agotes todos en tu primera semana. Del mismo modo que no haces el Kama Sutra  entero en la primera cita, tampoco te desnudas por completo en tu primer contacto con el sexting. Comienza de a poco: antes de convertirte en tu fotógrafo personal, envía un mensaje de texto de contenido erótico y date el tiempo para ver cómo te sientes. Si eres una persona tímida, cada paso debe ser dado con cautela para que te habitúes a exponer tu sexualidad en este terreno. No queremos que des tanto en tu primera sesión, que termines abrumándote a ti mismo. Después del mensaje de texto sigue un audio y después fotos con una capa menos de ropa cada vez. Verás que si lo haces de este modo, será muy parecido a tu iniciación sexual: el placer no llega exactamente al principio, sino cuando has explorado lo suficiente como para saber qué te gusta.

Déjate llevar: el sexo por teléfono es una variable de esta actividad tan placentera que está pensada para que des rienda suelta a tu imaginación. Muchas parejas ponen reglas que terminan limitando una práctica que nació para trascender los límites del pudor y del recato. Es por ello que no recomendamos encorsetar tu imaginación, ya que corres el riesgo de apagar el fuego de tu libido. Si una noche tomas el celular y sientes el impulso de avanzar veinte pasos, simplemente hazlo y sigue descubriendo qué es el sexting.

Conciso y al punto: un mensaje en el contexto de sexo por teléfono debe ser corto, conciso y al punto. Las palabras en metáfora pueden tener su espacio, pero es importante que sean metáforas muy obvias, ya que la idea es generar una reacción corporal inmediata, no que la otra persona entre en un complejo entramado de pensamientos filosóficos. Es mucho más efectivo decir: “Explora mis entradas y colonízame como más te plazca” que optar por una seguidilla de metáforas literarias tales como “Aquí te entrego mis accesos para que los profanes con tus arraigados pensamientos impuros y así te apropies de lo que nunca nadie antes ha gozado.” Por supuesto que incluso la primera frase puede tener un efecto mucho más directo si la cambiamos por “entra aquí mismo y hazme explotar como solo tú sabes.”

Fotografía tus zonas no tan obvias: cuando pensamos en lo que es el sexting y nos disponemos a practicar sexo por teléfono, lo primero que pensamos es en fotografiar nuestras partes íntimas, nuestro pubis con una atractiva lencería o un ajustado slip que haga notoria nuestras concisas protuberancias masculinas, y eso está muy bien y es parte del sexo por teléfono. Sin embargo, existen otras curvas que resultan muy atractivas: el empeine puede ser el detonador de increíbles y lascivas fantasías para los hombres, los bíceps son la causa de que mucha ropa interior femenina se humedezca y las espaldas (sí, es un poco difícil y necesitas de un espejo) son deliciosamente excitantes. Es muy importante comprender que el sexo por teléfono no se reduce a la genitalidad, sino que presenta un amplio espectro de opciones para que juguemos sin límites al vasto juego del placer

Las historias – un escalafón para los expertos en sexting

El hecho de que los mensajes sean cortos y concisos, no quiere decir que no podamos entrar en el mundo de las historias… eróticas, claro está.

Las historias en el sexo por teléfono son ideales para las parejas, aunque también pueden ser utilizadas por desconocidos si es que ambos están afines a entrar en este mundo.

Saber qué es el sexting también implica conocer sus niveles. Comenzamos con un mensaje pícaro, seguimos con una foto sugerente, damos el paso a un video en el que puede haber caricias y hasta una masturbación, para llegar al puerto de las historias.

Existen decenas de formas de abordarlas y una de ellas es retomar una fantasía que la pareja tenga. Por ejemplo, si han fantaseado con hacer el amor en plena reunión familiar, uno de sus integrantes puede enviarle un mensaje al otro que plantee un panorama similar a este:

“Estaba en la casa de mis abuelos, mi tío estaba tocando la guitarra, mi madre conversaba con mi tía y mi padre le explicaba a mi abuela las bondades del vino tinto. Yo había bebido algunas copas de más y me sentí húmeda. Te miré a los ojos, pasé la mano por mis senos, desprendí un botón de mi blusa y me escabullí a la despensa. Hacía mucho calor allí y había muchos frascos de mermelada. La puerta crujió… se estaba abriendo.”

En el sexo por teléfono, la otra persona continúa con la historia y se van tomando turnos para armar un cuento digno de formar parte de la literatura pornográfica.

Esta es una experiencia que todo amante del sexo por teléfono que realmente quiera explorar en lo que es el sexting debe explorar.

Beneficios del sexting

  • Te ayuda a desinhibirte
  • Te permite tener sexo con extraños sin compromiso
  • Es un fantástico preámbulo para el sexo cara a cara
  • No contagia ninguna enfermedad

Cómo practicar el sexting de manera segura

  • Sin caras es mejor: aunque sea tu pareja de toda la vida, las relaciones pueden terminar, los celulares pueden terminar en las manos incorrectas y tu foto de cuerpo entero y de tu rostro puede terminar en un portal de sexo. ¿Te imaginas que eres maestra de una escuela y los padres conozcan más de ti que tus propios alumnos? Suena como un capítulo de Esposas desesperadas, pero recuerda que las mejores series fueron inspiradas en la sorprendente realidad.
  • Borren el contenido erótico si la relación termina: es verdad que nunca tienes la plena seguridad de que no existan copias, pero si confías en la buena voluntad de quien fue tu pareja, es importante dar este paso para que no queden evidencias que puedan derivar en una extorsión.
  • Encripta o usa aplicaciones que borran fotos: si estás practicando sexo por teléfono con un extraño, lo mejor es encriptar tus fotos para que no puedan ser difundidas o que uses las aplicaciones que las borran a los pocos segundos.

Esperamos que estos consejos acerca de que es el sexting y de cómo usarlo de forma creativa hayan despertado en ti el deseo de comenzar a transitar un camino de voluptuosa sensualidad y múltiples opciones.

¿Te gustaría participar de nuestro blog?

Escríbenos a contacto@tingles.cl y cuéntanos por qué. Tingles, lo hacemos juntos.