Todo sobre el sexo anal

18 | 07 | 2019
Todo sobre el sexo anal

Por Lorena


Muchas mujeres lo rechazan por considerarlo antinatural. No obstante, lo que ocurre una vez pasada la barrera del pudor, es el miedo al dolor. Las buenas noticias son que el ano es una zona que puede brindar tanto o más placer que el sexo vaginal, sin contar que a ellos les encanta. Por su parte, tanto hombres hetero como homosexuales pueden disfrutar de sus bondades de esta práctica. Así que hoy aprenderás cómo practicar sexo anal y perderle el miedo a una fantástica modalidad de placer.

Los juegos previos que nos guiarán cómo practicar sexo anal

Sexo oral: tanto si se lo estamos practicando a un hombre como a una mujer, la excitación debe comenzar por el sexo oral y por la estimulación del perineo (la zona entre los genitales y el ano). Esta clase de besos y caricias despiertan el deseo en la persona que va a recibir la penetración.

Estimulación con los dedos: primero introducimos el dedo pequeño, después el dedo medio y luego dos o más dedos. Esto nos ayudará a dilatar la zona para que la penetración fluya mejor.

Lubricación: el ano no es capaz de producir una lubricación natural, de modo que toda la estimulación y la penetración, incluso la que tiene lugar con los dedos, debe ser hecha siempre con lubricantes artificiales.

Juguetes sexuales anales: la ayuda de un juguete sexual es más que bienvenida en este momento. Además de contribuir a la dilatación, estas maravillas vienen pensadas para generar placer desde el vamos. Así que su uso está altamente recomendado para ayudarte a abrir camino y disfrutar mucho más intensamente. Esta es la mejor opción en cómo practicar sexo anal.

En plena acción – el sexo anal ya es tuyo

Despacio: penetrar el ano no es lo mismo que penetrar la vagina. Por lo tanto, una embestida profunda está fuera de toda discusión. El pene debe entrar poco a poco y debemos estar pendientes en todo momento  acerca de cómo se siente nuestra pareja. La comunicación es clave en este momento y esta no siempre es verbal, así que también debemos estar atentos a los gestos y a su rigidez o relajación muscular.

Se mueve quien es penetrado: saber cómo practicar sexo anal es entender que la persona que recibe la penetración es la que habilita la entrada al relajar el músculo del esfínter anal, así como también la que realiza los movimientos. El ritmo en el sexo anal va a determinar cuánto placer, o incluso cuánto dolor, se siente. Así que deberemos dejar que nuestra pareja encuentre el compás que más la satisfaga.

Paciencia: esta virtud de la personalidad jugará un rol muy importante en cómo practicar sexo anal. Si pensamos que obtendremos una sensación explosiva desde el primer día, es posible que lo que obtengamos sea una decepción. Así como ocurre con el sexo vaginal, lleva su tiempo hasta encontrarle el gusto más allá de las molestias iniciales.

Es fundamental que ambos miembros de la pareja estén de acuerdo, y deseen, practicar sexo anal. Ninguna de las partes debe “aceptarlo,” sino que no debería hacerse absolutamente nada hasta que realmente lo desee.

La experiencia está servida para que la utilices cuando gustes. El placer ha estado siempre a la vuelta de la esquina… y un poco más cerca también.


¿Te gustaría participar de nuestro blog?

Escríbenos a contacto@tingles.cl y cuéntanos por qué. Tingles, lo hacemos juntos.